Juviles

Juviles es un pequeño municipio en la Alpujarra Alta Granadina, entre Trevélez y Los Bérchules a una altitud de 1.260 m, con una superficie 15 km² y una población de unos 180 habitantes. Las fiestas patronales son las de San Sebastián, el 20 de enero y la Virgen del Rosario, que antes se celebraba el 7 de octubre pero últimamente se celebra en algún fin de semana de agosto para aprovechar la afluencia de juvileños que se encuentran emigrados, sobre todo en Barcelona y Pamplona.

Monumentos

El Fuerte:
Ruinas de la fortaleza mozárabe construida en el siglo VIII. La fortaleza de Juviles (El Fuerte) fue construida en el siglo VIII aunque parece que su origen pudo ser anterior. Esta fortaleza tuvo una gran importancia durante la Edad Media por el lugar estratégico que ocupaba sirviendo de refugio a las poblaciones vecinas. Fue conquistada por Abd-el-Rahmán III en el 913 para aplastar la revuelta de Omar Ben Hafsun. Durante la rebelión de los moriscos del año 1500 Fernando el Católico la reconquistó y la destruyó para evitar nuevas rebeliones. Entre los siglos XII al XVI fue cabeza de la Taha de Juviles que englobaba 12 lugares y 23 anejos. En 1572 fue repoblado con cristianos venidos de Castilla.
Iglesia Parroquial
:
Construída en el s. XVI, es de piedra vista. Tiene una hermosa plaza en su puerta que se utiliza para la celebración de las fiestas patronales y en otros tiempos también para jugar al frontón. Recientemente se ha ampliado esta plaza con la anexión del antiguo cementerio.
En la plaza de la Iglesia sucedierón unos hechos históricos narrados por el escritor Luis de Mármol Carbajal en su obra “Historias de la Revelión y Castigo de los Moriscos del Reino de Granada” en la navidad del año 1568. Los hechos consistieron en una matanza de musulmanes (sobre todo mujeres y niños) por parte de las tropas del Rey Felipe II, que determinaron en gran medida los excesos y venganza de los seguidores de Aben Umeya sobre los cristianos que habitaban La Alpujarra. Sufrió un saqueo en la guerra civil y según dicen, se destruyeron un hermoso retablo y pinturas valiosas.

Economía

Tradicionalmente Juviles ha tenido una economía de subsistencia, cosechando los productos del campo para el autoconsumo. El cultivo de cereales, aunque antieconómico debido a la altura, más de 1.000 metros, ha ocupado un lugar preferente en las labores agrícolas.
Esta precaria economía también estaba influída por la escasez de agua para el riego durante los meses de verano. Aunque Juviles llegó a tener 500 habitantes, en los años sesenta hubo un gran movimiento migratorio a Granada capital, Alemania, los campos de Almería y sobre todo Barcelona y Pamplona fueron lugares a donde se desplazó la mayor parte de la población juvileña para buscarse la vida, dejando el pueblo casi vacío.

También ayudaba a la economía familiar la matanza. Matar un par de cerdos todos los inviernos era un seguro para una familia. Los cerdos se criaban en casa durante todo el año con productos del campo y sobras de la casa, y se mataban por Navidad. Los jamones de estos cerdos criados de forma natural y ecológica no se consumían en la familia. Se vendían para poder hacer algún dinero.
En la venta de estos jamones está el origen de algunas empresas actuales como Jamones de Juviles S.A.

Rutas

Juviles es un pueblo típico de la Alpujarra. La carretera que actua como avenida principal, divide al pueblo en dos mitades, El Barrio y El Lugar. Se puede hacer varias excursiones o rutas desde Juviles:
La ruta del Fuerte:
A media hora de camino está El Fuerte, fortificación morisca antes citada. Si se sube a la cima, se encontrarán los restos de las construcciónes árabes. Existe también en la actualidad una gruta que actua como aljibe. Bajando al fondo de la cueva nos encontramos un manantial de agua fresca y limpia que ha servido tradicionalmente para servicio de los pastores. Aparte de esta gruta, se cuentan como en otros lugares de Andalucía, muchas leyendas de pasadizos secretos y tesoros escondidos.
La excursión puede seguir y visitar la aldea de Tímar, en la otra falda del Fuerte. Este pueblo tenía antiguamente telares donde se producía la típica jarapa alpujarreña, hecha a base de restos de telas usadas.
La ruta de Trevélez:
También podemos ir desde Juviles a Trevélez pasando por la sierra. Hay un camino, que los mayores del lugar dicen que es una vereda real antigua, que nos llevará hasta el pueblo de mayor altidud de España en unas tres horas. Cuando lleguemos a la cima de la sierra de Juviles y antes de emprender la bajada hacia Trevélez, nos encontraremos con una de las vistas más maravillosas de la Alpujarra: el Mulhacén y el valle del río Trevélez se nos ofrecerán en toda su amplitud y belleza. Existe en Trevélez una ruta-excursión anual famosa: la subida a la Virgen de las Nieves desde Trevélez, la noche del cuatro al cinco de agosto de cada año.

Servicios Turísticos

El Bar de José Reimundo ha sido tradicionalmente el lugar donde los juvileños se han tomado las cervezas, los vinos y han hecho los tratos. Actualmente sigue abierto pero ya no lo lleva la familia. Ahora se llama Bar Pensión Fernández (tel. 958753030). También se puede comer en el bar Alonso y en un restaurante abierto últimamente: Bar Pensión Tino (tel. 958769174). Para pernoctar existen los modernos Apartamentos de Juviles (tel. 958 769130)