Ingredientes: Jamón y sal marina

Partiendo de una materia prima cuidadosamente seleccionada entre los mejores jamones frescos y grasos de cerdo hembra, y con un ph idóneo se comienzan a elaborar los jamones de Juviles. 
Los jamones frescos son cubiertos de sal marina sin ningún otro tipo de conservante.

Este proceso artesanal favorece la deshidratación y conservación de las piezas, además de contribuir a conseguir el color característico, y desarrollar el sabor y aroma típico de los Jamones de Juviles.