Curación natural

Las instalaciones de Jamones de Juviles están situadas en la falda sur de Sierra Nevada, a más de 1.250 metros de altitud, en pleno parque natural, con un microclima especial. Esta ubicación hace posible la curación al natural de los jamones, con inviernos fríos y secos y veranos cálidos.
 La especial situación geográfica, junto con la distribución de sus cuatro plantas de secaderos naturales, favorece la curación de un buen jamón al natural. La primera fase de curación se realiza en las plantas más altas y va bajando a las plantas inferiores, hasta llegar a las bodegas, bajo tierra, donde adquiere nuestro característico aroma y bouquet incomparable.