Contenido reducido en sal

Los Jamones de Juviles se caracterizan por ser bajos en sal, asegurando un porcentaje inferior al 5% de salinidad en muestra natural.

El tiempo de salazón dependerá del peso, contenido graso y características del jamón y será el necesario para alcanzar un mínimo límite de salinidad.
Por norma general será de un día por kg de pernil, restándole un día para que le pernil no salga salado.
Trascurrido este tiempo los perniles se lavan, para eliminar la sal.
El frio y el tiempo se encargarán de curar el jamón, totalmente al natural, al estilo de la tradición de la Alpujarra.